L’ESTALL

El municipio llegó a tener once casas y casi una centena de habitantes. Su último habitante, Santiago Pena, abandonó el lugar en el año 2003 después de haber vivido desde 1978 solo. Recibió el premio Félix de Azara, y ha sido el hombre que más tiempo ha vivido solo en España.
Diseño y desarrollo : Webdreams